Lee

TÓNICO PARA EL ALMA



Busca tu esencia divina en tu interior

Muchas veces, con seguridad, te has preguntado cuál es realmente el sentido de tu vida, por qué y para qué has venido a este mundo y qué es lo que dejarás una vez partas de él.  Este gran misterio, que viene implícito con el mismo hecho de estar vivos, ha sido tal vez el tema más discutido, analizado e interpretado a través de los tiempos, por todo tipo de religiones, filosofías y culturas. ¿Qué es lo que Dios y el universo nos ha asignado como misión durante este lapso tan corto de presencia terrenal?  

Todos somos individuos auténticos y diferentes y todos tenemos una esencia divina y unas cualidades que debemos explotar para cumplir nuestro propósito. Esta misión de vida, que es totalmente proporcional a los dones, talentos y pasiones que cada uno de nosotros tenemos y que nos dan una alegría desbordante cada día, adquiere un verdadero valor universal cuando la conectamos con lo que nos hará evolucionar espiritualmente y nos hará brillar como una estrella con luz propia: el servicio incondicional por los demás. Sólo cuando amas lo que haces y haces lo que amas y lo conectas directamente con el servicio hacia los demás, regresarás a tu esencia divina y te darás cuenta de que no estás aislado, sino que eres parte integral del universo y que él está dentro de ti.

 

Por eso, considero que es importante que reflexiones sobre estas preguntas: ¿Tú crees que con tus acciones diarias estás realmente dándole un verdadero significado a tu vida?  ¿Sientes un gran vacío o un sinsabor interior que no sabes como llenarlo? ¿Crees que realmente has sido fiel a tu espíritu y te has dejado guiar por lo que dice tu corazón y no por los patrones que te ha impuesto la sociedad como la gran verdad?

Tu espíritu es único y muchas veces su inconformidad se ha manifestado a través de tu cuerpo y de tu mente, cuando te sientes sin energía, cuando te enfermas o cuando simplemente no entiendes por qué no te sientes completamente feliz, a pesar de tener todo lo que quisieras tener. De ti depende que tu espíritu regrese a su esencia, ya que él es moldeable y se alimenta de todo aquello que te hace vibrar en frecuencias altas, como tus grandes pasiones, tus dones, lo que tiene sentido para ti y lo que das a los demás.

Si quieres profundizar en la búsqueda de tu misión y retornar a tu esencia divina, te invito que te adentres en las páginas de mi más reciente libro, La infidelidad del espíritu.

 




Comparte: